Masaje Lomilomi o masaje Hawaiano

La medicina alternativa se ha dispersado por todas partes del mundo, y cada país tiene su propio desarrollo regional. Hoy viajamos a Hawaii, donde conoceremos la historia del masaje Lomilomi, un tipo de masaje cada vez más popular en todas partes del mundo.



El Lomilomi (Lomi-lomi o masaje hawaiano): se brinda en numerosas clínicas de belleza, y su potencial relajante lo convierte en una opción a considerar en caso de padecer estrés o sentir agobio.

Concretamente esta clase de masaje consiste en recorrer el cuerpo del paciente con los antebrazos, brazos y piernas al ritmo de música hawaiana. Esta técnica sirve para armonizar tanto el cuerpo como la mente de quien recibe el masaje, y cuando se lo combina con aromaterapia produce excelentes resultados. Desde luego que en cada región del planeta donde se lo practica se le introducen modificaciones, pero básicamente se trata de esto.

Tradicionalmente en el antiguo Hawaii el Lomilomi se practicaba en cuatro contextos:

1- Como una práctica saludable utilizada por los chamanes locales.
2- Como una práctica de lujo y de ayuda a la digestión, especialmente utilizada por los jefes de tribus.
3- Como un masaje restaurador de las relaciones familiares (practicado en grupo).
4- Por los ‘öloe lua, maestros de artes marciales hawaianas.

El origen del masaje hawaiano se remonta a varios miles de años atrás, y desde su aplicación por chamanes locales el mismo fue repetido generación a generación más que nada por tradición. Los que lo practicaban era los kupuna (chamanes), y la filosofía del masaje estaba conectada a su esencia natural o “huna”. Ya entrado el siglo XIX, los primeros visitantes de Hawaii comenzaron a prestar atención a esta práctica de masaje con interés. Archibald Menzies escribió en 1803:

“Un número de nativos se colocaron a nuestro alrededor a hacer Lomi Lomi y pellizcar nuestros miembros, una operación que encontramos relajante y placentera cuando se realizaba de forma correcta.”

Los siguientes misioneros observaron que los sanadores locales eran muy precisos en sus diagnósticos y tratamientos, algo que les llamó profundamente la atención. En 1820 se prohibieron las prácticas medicinales locales, entre ellas el Lomilomi, que de todos modos no dejó de practicarse en la clandestinidad.

Durante las décadas siguientes el Lomilomi fue prohibido por las autoridades, y en 1945 se estableció una legislación que imponía que los masajistas realizaran determinados tests para comprobar su habilidad, los cuales lejos estaban de contemplar las técnicas de Lomilomi, y que normalmente dejaban a varios sanadores sin la posibilidad para practicar el masaje.

Si bien la técnica se extendió por el mundo, si buscas un masaje Lomilomi auténtico, difícilmente lo consigas. Los verdaderos masajistas están en Hawaii, y además este masaje debe realizarse en un contexto determinado, con rezos y ritos concretos que sólo conocen los masajistas locales. Recibir Lomilomi en un spa no tiene nada que ver con el verdadero Lomilomi, pero de todos modos puede ser la experiencia de relax que tu cuerpo necesita.

Fuente: otra medicina

Abril C.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s