Infecciones vaginales

La mayor parte de las infecciones vaginales pueden ser tratadas y curadas con facilidad, resultan muy molestas (arden, duelen o pican), además de una pérdida de tiempo (en visitar al ginecólogo) y por supuesto, de dinero. A continuación te damos algunas recomendaciones para evitar estas infecciones.



Higiene:
Mantener la zona íntima debidamente higienizada es muy importante para prevenir una infección vaginal. La humedad propia de la zona vaginal la ha hace propensa a desarrollar una infección, por lo que debes mantenerla fresca e higienizada.

Utiliza un jabón especial: Nunca un jabón de tocador, que puede perjudicar tu flora vaginal. Es importante que después de ducharte, te seques muy bien el área íntima, evitando además secarte con la misma toalla que utilizas en el resto de tu cuerpo. Cuando vayas al baño, límpiate siempre desde adelante para atrás.

Ropa interior:
La mejor elección es la ropa interior de algodón, ya que esta tela permite que tu piel respire adecuadamente, y que no te va a irritar ni causar alergias.

Protegete:
Las relaciones sexuales son una gran fuente de infecciones vaginales. Por esto, a menos que mantengas una relación estable, es recomendable que utilices preservativo.

Antibióticos:
La ingesta de antibióticos puede alterar tu flora vaginal o debilitar tus defensas, y así causarte hongos o una infección. Por ello, es recomendable que consultes a tu médico la forma de prevenir una infección o la aparición de hongos.

La depilación:
La depilación brasileña (es decir, el retiro completo de todo el vello vaginal), te deja desprovista de una protección. De modo que es recomendable que no abuses de este tipo de depilación.

Visita a tu ginecólogo:
Es necesario que acudas a tu ginecólogo al menos una vez al año para una revisión general. Es cierto que la mayoría de las enfermedades presentan síntomas, sin embargo, existen algunas que pasan desapercibidas durante un largo tiempo. Con un chequeo anual tu médico podrá detectar cualquier anomalía que tengas y te indicará cómo tratarla sin mayores complicaciones.

Fuente: el poder de la mujer

Abril C.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s