¿Qué es la Astenia?

¿Por qué siempre estoy cansada? ¿Nunca te preguntaste esto? Quizas estés sufriendo de Astenia que es un síntoma presente en varios trastornos, caracterizado por una sensación generalizada de cansancio, falta de energía, fatiga y debilidad física y psíquica, con principal incidencia entre las personas de 20 a 50 años, y mayor preponderancia en las mujeres que en los hombres.



La astenia  puede afectar las funciones intelectuales: pérdida de la memoria, menor atención, concentración y vigilancia. Con frecuencia se evidencian otros trastornos psicológicos incluyendo una percepción alterada del mundo externo, trastornos de la personalidad y ansiedad.

Se origina principalmente por el estrés, aunque puede tener otro origen, entre ellos orgánico. La depresión puede producir astenia.

Por lo general aparece al amanecer, es decir, predomina por la mañana y resulta variable al transcurrir el tiempo. No mejora o incluso se agrava con el reposo y suele estar asociado a un trastorno del sueño. Cuando es por causas reactivas es porque aparece después de un exceso de actividad física o mental. Cuando es por causas psiquiátricas es por asociación al síndrome depresivo.

Los síntomas crecen por la tarde. Se agrava con la actividad y mejora después del sueño. La presunta causa es orgánica es por:

– Infecciones o acción de citocinas
– Hematológica, como en casos de anemia
– Endocrina, por hipotiroidismo
– Musculares por miopatías, miastenia gravis, deficit de potasio o en la glucólisis
– Digestiva, en la enfermedad celíaca, hepatopatía crónica o malabsorción
– Neurológica
– Iatrogénica, por acción de ciertos fármacos
– Embarazo por alteración hormonal
– Intoxicación por cadmio

La astenia también afecta las funciones sexuales produciendo a una disminución del deseo sexual y una disfunción eréctil. Los trastornos físicos más comunes son la pérdida del apetito, fatiga muscular y trastornos del sueño.

No hay tratamiento específico para curar la astenia ya que se trata de un proceso de adaptación del organismo. No hay ningún tipo de medicamento que cure esta “fatiga cronica”.

Una vez descartados las posibles causas orgánicas, solo nos puede ayudar:

– Llevar una vida saludable. Hacer comidas a horas regulares.
– Mantener el cuerpo en un buen estado físico y mantener una vida ordenada.
– La alimentación forma parte importante en este campo, evitar las comidas pesadas y comida rápida. Hay alimentos que nos ayudarán como los cereales, las legumbres, las frutas y verduras de temporada.
– Evita el exceso de grasas saturadas y colesterol y aumenta la presencia en la dieta de ácidos grasos poliinsaturados, como los omega-3, abundantes en el pescado azul y en productos enriquecidos.
– Es muy importante mantener el cuerpo bien hidratado. Es recomendable mantener un nivel de 1.5 litros, al menos, de agua al día.


Es necesario diferenciar la astenia de la fatiga: los síntomas no mejoran con el descanso. Tampoco se debe confundir con la fatiga crónica. Si los síntomas se presentan durante más de 6 meses, y no se deben a un estado de depresión es posible estar ante el síndrome de fatiga crónica.

Siempre consultá a tu médico y no olvides que las terapias alternativas son grandes aliadas a la hora necesitar una ayuda a nivel emocional y corporal.

Fuente: wikipedia

Abril C

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s