Método Pilates, 6 fundamentos y beneficios

Ya habíamos hablado sobre el método pilates, pero siempre es bueno recordar y ampliar los beneficios de esta técnica tan usada. La práctica de Pilates beneficia nuestra mente y cuerpo. Cada vez son más los adeptos a ésta práctica que mezcla deporte y bienestar físico. La práctica de Pilates se sitúa a medio camino entre la fisioterapia y la gimnasia. Muchas personas con lesiones y problemas físicos (dolores de espalda, de articulaciones, etc.) recurren a él en busca de una solución personalizada que no ofrecen otras técnicas. El método Pilates puede considerarse una vía para curar lesiones, prevenirlas y mejorar la forma física sin peligro.



Estos son seis principios básicos de este método:

– Concentración: la mente no se puede separar del cuerpo, y se necesita concentración para controlar y coordinar a ambos.

– Control: en buena medida depende de la concentración y permite que cada movimiento se realice correctamente, desarrollando la coordinación y la agilidad. Si estos son descontrolados, pueden dar lugar a lesiones.

– Precisión: deriva del control. Tras largo tiempo de ensayos y estudios, todos los ejercicios del método Pilates fueron creados para tener una determinada efectividad y obtener un rendimiento muscular concreto. Es importante seguir con precisión las instrucciones al realizar los ejercicios para obtener el máximo de beneficios de cada uno de ellos. En el método Pilates importa más la calidad que la cantidad de ejercicios.

– Fluidez: los movimientos no deben ser ni muy rápidos ni muy lentos. Cada ejercicio tiene su propio ritmo, y debe surgir del control corporal y de una buena coordinación. Cuanto más fluido es el movimiento, mayor bienestar obtenemos.

– Respiración: es uno de los pilares más importantes de este método, ya que ayuda a coordinar todos los movimientos. Su creador, Pilates, era asmático y estudió diversas técnicas de respiración para desarrollar sus pulmones al máximo. Cada ejercicio tiene su respiración, que al principio no es el principal foco de atención, pero que después con la práctica, acaba llevando a realizar cada ejercicio fluidamente.

– Centro: todos los ejercicios parten del centro de gravedad y energía del cuerpo llamado “casa del poder”. Se ubica bajo el ombligo, donde las técnicas orientales sitúan el “mar de energía”.

Entre los beneficios que aporta la práctica del método Pilates podemos mencionar:

– Fortalece la zona abdominal y lumbar, lo que protege la columna y aumenta la estabilidad.
– Mejora la flexibilidad.
– Desarrolla la fuerza y la musculatura de manera equilibrada, y sin aumentar la masa muscular.
– Corrige la postura, fortalece los músculos débiles y estira los que han perdido elasticidad.
– Desarrolla la capacidad respiratoria y mejora la oxigenación del organismo.
– Aumenta el control y la coordinación corporal.
– Mejora la capacidad de concentración.
– Aumenta la conciencia corporal.
– Ayuda a prevenir lesiones y sirve también como método de rehabilitación.

Es importante mencionar que no ayuda a perder peso.

Fuente: Manual de Fitness.

Abril C.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s