¿Qué es el Balón intragástrico?

Este es un método no farmacológico ni quirúrgico. Se trata de un globo radio-opaco blando de polímero recubierto en silicona, que se llena con líquido (Bioenteric de EE.UU.) o inflarse con aire (Heliosphere de Francia) y colocarse dentro del estómago.

El balón se introduce desinflado en el estómago por medio de una endoscopia bajo sedación anestésica. Una vez ubicado en la parte alta del estómago se llena con 700cc de solución fisiológica (BIB) a la que se le agrega un colorante (azul de metileno) que sirve como testigo coloreando la orina si el balón se pincha o pierde por la válvula, o bien se infla con 900cc de aire (BAG) a través de una sonda unida a una válvula del mismo.

Después de controlar su correcta posición se retira la sonda suavemente, dejando sólo el balón inflado en la cavidad del estómago en donde se mueve libremente. La realización de la técnica dura 20 minutos y a los 60-90 minutos el paciente puede volver a su domicilio.

¿Quiénes lo pueden usar?
Pueden usarlo los obesos moderados con riesgo significativo de salud relacionado a su obesidad, que no han logrado descenso de peso y/o mantener el mismo con un programa de régimen dietario controlado, los pacientes con diabetes tipo 2 de difícil control por exceso de peso y los obesos severos para descenso de peso temporario: previo a cirugía bariátrica u otra en orden de reducir el riesgo quirúrgico, en no candidatos a la cirugía por riesgo anestésico o por rehusar cirugía.

Sin embargo también pueden presentarse complicaciones como la extracción precoz del balón por intolerancia física y/o psicológica se pude ver en el 3% de los atendidos. En dos casos el balón se desplazó a la parte inferior del estómago produciendo una especie de obstrucción, lo que obligó a extraerlo antes. Sólo en un caso se constató la pérdida del líquido por la válvula del balón y se reemplazó rápidamente por otro.

¿Cómo actúa?
Una vez dentro del estómago, produce:

– Saciedad por ocupación parcial del estómago (la tercera parte de su capacidad).
– Estimulación de mecanos receptores de la saciedad en el techo gástrico.
– Disminución del vaciamiento gástrico y de los niveles plasmáticos de grelina (conocida como la “hormona del apetito”, se segrega en el estómago desde donde se libera a la sangre, su concentración varía según determinados patrones, aumentando sus niveles con el apetito y disminuyendo con la saciedad).

Entrevista al Dr. Julio Argonz, gastroenterólogo:
Extraído del Blog: gordos.com

¿CUÁL ES LA DIETA UNA VEZ COLOCADO?
El paciente pasará gradualmente de una dieta líquida a blanda y sólida en los días subsiguientes en relación a la tolerancia presentada. Se recomienda una dieta de 800-1000 calorías el primer mes, para luego aumentarla hasta 1200 calorías en los meses siguientes.

¿CUÁNTO PESO PUEDE PERDERSE?
Si el paciente trabaja con un equipo multidisciplinario (médicos, nutricionistas, endocrinólogos, psicólogos) y realiza una  dieta  baja en calorías (terapia de modificación de comportamiento con seguimiento cercano y prolongado=, se puede lograr una pérdida del 50% del sobrepeso.

El mantenimiento del peso adquirido una vez extraído el balón dependerá de la continuidad de la dieta y de los nuevos hábitos alimentarios aprendidos durante el uso del balón, así como de su compromiso con el seguimiento de control médico.

¿CUÁNTO TIEMPO SE USA?
De acuerdo a las indicaciones de los fabricantes su uso no debe superar los 6 meses. De ser necesario, luego puede ser reemplazado por otro nuevo.

¿CÓMO SE EXTRAE?
La extracción del balón se efectúa a través de una endoscopia y bajo sedación anestésica. Luego de aspirar el líquido/aire de su interior por medio de una aguja catéter, se lo retira por la boca con una pinza tipo anzuelo. Al igual que la colocación el procedimiento de extracción es ambulatorio y sencillo.

¿A QUIÉN NO SE COLOCA EL BALÓN?
Su uso está contraindicado en enfermedades inflamatorias y/o potencialmente sangrante del tracto digestivo superior, gran hernia hiatal, cirugía gástrica previa, trastornos psiquiátricos, alcoholismo o adicción a drogas, embarazo o lactancia.

¿QUIÉN DEBE COLOCAR EL BALÓN?
Una de las claves para el éxito del balón es que el mismo debe ser colocado por un gastroenterólogo endoscopista especialmente entrenado en este tipo de práctica. Requiere como condición excluyente un abordaje multidisciplinario que incluye a médicos clínicos-gastroenterólogos, endocrinólogos, cardiólogos, nutricionistas, licenciadas en psicología y anestesiólogos, quienes evalúan cada caso en particular y acompañan al paciente en su seguimiento.


¿QUÉ EFECTOS INDESEADOS O COMPLICACIONES PUEDO TENER?
Dentro de los efectos adversos más comunes se destacan náuseas y vómitos en las primeras 24-48 horas posteriores a la colocación del balón, así como leve molestias abdominales o acidez.

Las complicaciones inherentes a su utilización son prácticamente nulas (esofagitis, erosiones, perforación gástrica, impactación antral).

También se ha reportado la pérdida de volumen del balón con eventual desplazamiento y obstrucción del intestino con la utilización del BIB. Esta complicación es prácticamente imposible con el BAG debido a que posee 3 capas y de desinflarse siempre se retendría algo de aire en su interior lo que impediría su progresión.

¿QUÉ EXPERIENCIA TIENE CON LA UTILIZACIÓN DEL BALÓN INTRAGÁSTRICO?
Comencé en el año 2000 con la utilización del Balón Intragástrico de líquido (BIB). Las primeras experiencias fueron presentadas en los Congresos Mundiales de Cirugía de la Obesidad en Grecia 2001 y Brasil 2002.

En el año 2004 se presentaron en el Congreso Argentino de Gastroenterología en Buenos Aires los resultados en 98 pacientes tratados con balón y seguidos por una media de 20 meses.

Fui invitado en el año 2006 a Lyon, Francia, a presenciar un workshop o muestra de colocación y extracción del nuevo Balón de Aire (BAG). Este balón presentaría esencialmente ciertas ventajas, dada su novedosa tecnología de fabricación. Menos efectos adversos y complicaciones por tener menos peso y poseer 3 capas, lo que le confiere mayor seguridad.

Hasta la actualidad llevo más de 150 pacientes tratados con buenos resultados. El descenso de peso fue en promedio del 16% y del 20% en hombres y mujeres respectivamente. La pérdida porcentual del exceso de peso fue de 26 en los hombres y de 23 en las mujeres. (Agencia NOVA)

Fuente: gordos.com

Dr. Julio Argonz Médico Gastroenterólogo y Endoscopista

Abril C.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recomendados y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s